Organizar el rearmado de rutas

Todos recorremos y disfrutamos la montaña gracias al anclaje que alguien más puso. ¿Y quién continúa el legado para que sigan siendo seguros?



A medida que los anclajes en las rutas de cañonismo, espeleísmo y escalada van envejeciendo, existen más y más esfuerzos aislados para el remplazo de éstos. Una adecuada capacitación sobre cómo reemplazar un anclaje correctamente y con el menor impacto (o contribuyendo al esfuerzo de otros por reemplazar anclajes) es crítico para sostener estas actividades y mantener el acceso seguro a la montaña.

Los accidentes por fallas de anclajes pueden poner en peligro el acceso de la misma manera que un esfuerzo no enfocado para reemplazarlos correctamente. Aquí les compartimos una serie de tips para organizar un programa de reemplazo de anclajes y equipamiento de rutas.


Conseguir fondos. La comunidad montañista tiene buenas intenciones para contribuir al reemplazo de anclajes. Establezcan un formulario de donación en su sitio web para recaudar fondos y comprar equipo nuevo. Sitios como Paypal, Kickstarter u otros servicios ofrecen plataformas simples para aceptar donativos.


Gestionen el riesgo y manténganse seguros. Protege a tus voluntarios y tu organización al asegurarte que tengan suficiente experiencia y que todos firmen una carta responsiva. Mantén a la gente alejada del área de trabajo en caso de que alguien deje caer una herramienta o se desprenda una piedra. Utilicen el material más resistente a la corrosión como acero inoxidable o titanio, nunca mezclen metales y sigan las instrucciones del fabricante. Si están pagando por el trabajo de reemplazo, es recomendable conseguir seguros


Obedezcan las leyes, usos y costumbres locales. Asegúrense de que su trabajo tenga el respaldo de la gente local al apegarse a sus reglamentos. Consulten con la gente, autoridades de las áreas naturales protegidas o protección civil antes de empezar a trabajar. Existen sitios que no permiten el uso de herramientas motorizadas o de baterías y puede ser necesario utilizar taladros manuales. Una buena regla general es uno-por-uno en los anclajes fijos. Agregar nuevos anclajes donde no había antes puede acarrear problemas. Por otro lado, una nueva reunión o estación para dar seguro puede ser una buena inclusión. En pocas palabras siempre consulten con la gente local o dueños de las tierras.


No instales basura. Utilicen exclusivamente acero inoxidable o titanio. El acero galvanizado o tropicalizado no son soluciones a mediano ni largo plazo. Nunca mezclen metales ya que acelera la corrosión. Idealmente, coloquen anclajes de 1/2" ya que son más resistentes y más fáciles de reemplazar. El tipo de piedra más suave como la arenisca puede requerir de anclajes químicos.


Reutiliza el orificio antiguo. No hay algo peor que conectarse a un anclaje nuevo y ver que hay otros 2 o 3 anclajes oxidados a su alrededor. No es correcto colocar nuevos anclajes junto a anclajes viejos, causa mucho impacto visual y daña la roca. El futuro de los anclajes debe ser sustentable. Hoy en día existen herramientas que lo hacen mucho más rápido y sencillo que antes. Los nuevos métodos permiten retirar casi cualquier tipo de anclaje para colocar uno nuevo y de mejor calidad en el mismo sitio. En caso de no poder reutilizar el orificio, corten o golpeen el anclaje hasta quedar al ras de la piedra y cúbranlo con pegamento mezclado con arena para que futuros excursionistas ni siquiera lo noten.


Mantengan un registro. Es esencial llevar un registro de su trabajo para que los anclajes puedan ser monitoreados y futuros voluntarios puedan saber lo que han hecho. Mantengan acutalizado un registro de las rutas en las que han reemplazado anclajes junto con sus fechas, así como el tipo de anclajes instalados. Idealmente publiquen estos registros en una página web junto con un formulario para que usuarios puedan reportar anclajes en mal estado. En Tótem tenemos un sitio para este registro al cual puedes acceder aquí.

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo