Tipos de nubes

Las nubes pueden darnos claras señales sobre si es el día perfecto para salir a la montaña o si se acerca una tormenta. Sólo es cuestión de observar.



La forma que tienen las nubes nos puede proporcionar información valiosa sobre el pronóstico inmediato del clima cuando salimos de excursión. Información sobre lluvias recientes o inminentes pueden tener impacto significativo en nuestros planes originales para una ruta.


Las nubes se clasifican en 3 rangos dependiendo de su altura sobre el suelo. Las nubes bajas van desde los 0 hasta los 2,000m de altura. Las nubes medias que van en promedio de los 2,000m a los 7,000m de altura y por último las nubes altas que van desde los 7,000m hasta los 12,200m (pueden llegar hasta 18,000m en zonas tropicales). Dependiendo de la altura y distintos factores relacionados con temperatura, vientos, presencia de hielo entre otros, es como las nubes adquieren sus formas y concretamente nos dan señales sobre el clima inmediato.


Existen 4 tipos principales de nubes de acuerdo a la clasificación internacional:

  • Cirros (cirrus): Nubes dispersas con forma de filamentos delgados.

  • Estratos (stratus): Extensas capas de nubes en forma de sábana. Generalmente de colores grises.

  • Nimbos (nimbus): Nube multinivel capaz de formar precipitaciones

  • Cúmulos (cumulus): Nubes individuales hinchadas con base plana. Es la clásica forma de dibujar a una nube.

Los distintos niveles de altura y la mezcla de tipos primarios de nubes dan lugar a las 10 principales combinaciones de nubes. Algunas de estas combinaciones de nubes están asociadas con lluvias.


NUBES ALTAS

CIRRUS

Son nubes no agrupadas que forman filamentos blancos y delgados, principalmente parches blancos y angostos. Pueden tener una apariencia fibrosa o como de cabello. Este tipo de nubes siempre están compuestas por cristales de hielo y su carácter transparente dependen de la separación de los cristales.

Como regla general, estas nubes casi no disminuyen el brillo del sol cuando lo cruzan. Al amanecer o atardecer los cirrus se tiñen de color rojo o amarillo. Estas nubes adquieren color mucho antes que otras nubes y lo pierden después que las demás.



CIRROSTRATUS

Nubes semitransparentes con blanco con la misma apariencia fibrosa que los cirros pero en una especie de sábana que puede llegar a cubrir todo el cielo. Casi siempre al cruzar el sol o la luna por una capa de cirrostratus, forman un halo.



CIRROCUMULUS

Forman una sábana delgada y blanca compuesta por cúmulos sin llegar a hacer sombra. Pueden notarse sus elementos que la conforman como si fueran granos o pliegues. En general, la nube cirrocumulus representa un estado degradado de cirrus y cirrustratus aunque es un tipo de nube poco común.